liberar emociones

Liberar emociones: la clave para mantener una mente sana

 

“No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho”. Aristóteles.

 

Casi cualquier emoción intensa que no se libera completamente se enquista y acaba por tener un impacto muy negativo en nuestra salud emocional y mental. Vivimos en una sociedad que impide liberar emociones negativas. Parece que tenemos la obligación de estar siempre alegres. De ninguna manera pienso que sea positivo regodearse en el dolor y la tristeza, pero liberar completamente una emoción es esencial para superar el trauma y dejar atrás las cargas psíquicas del pasado.

 

Aparentar continuamente fortaleza y tener que mostrarnos invulnerables solamente ayuda a acumular frustración y tristeza.

 

Este proceso de liberación emocional se denomina «abreacción emocional».

 

¿Qué es la abreacción emocional?

 

El término abreacción emocional fue utilizado por primera vez por Freud y Breuer. Se refiere a la total liberación emocional de un afecto ocasionado por el recuerdo de un evento traumático. Freud sustituía muchas veces este concepto por el de catarsis, que suponía soltar todas las emociones ligadas a un hecho doloroso o traumático, con el objetivo de evitar que se volviese patológico o que continuase siéndolo.

 

El término catarsis ya fue utilizado por Aristóteles y explicado en su obra «La Poética». Kátharsis significa «purga» o «purificación». Aristóteles afirmaba que la tragedia griega servía al espectador para hacer una reflexión de sus circunstancias. Le ayudaba a recapacitar, empatizar y, posiblemente, a liberar conflictos.

 

Freud recupera este concepto y lo adapta el entorno terapéutico. En psicoterapia, la catarsis sería un proceso mediante el cual se induce a un paciente a desbloquear recuerdos o vivencias reprimidas en su inconsciente.

 

Existen 2 tipos de abreacción o catarsis:

 

1) Primaria: es la descarga que ocurre de forma espontánea.

2) Secundaria o provocada: es la que se induce en una psicoterapia catártica o liberadora.

 

¿Cómo es el proceso de liberación emocional o catártico?

 

Cuando enterramos una emoción dolorosa con su recuerdo asociado minamos sin querer nuestra salud. De ahí la importancia de no cortar la emoción hasta haberla experimentado completamente. Esto da paso a lo más importante: la comprensión del evento traumático y la elaboración completa del duelo para poder superar cualquier trauma. Lo primero será siempre vivir la emoción en toda su plenitud, sin cortarla.

abreacción emocional

El objetivo es que el paciente esté lúcido y consciente para poder reflexionar sobre lo que ha sucedido y elaborar el trauma a través de una descarga emotiva.

 

Cuando una emoción se queda enquistada continua teniendo una vida inconsciente, que puede afectarnos a largo plazo sin que sepamos de dónde viene nuestra tristeza o malestar. De ahí la importancia de tratarlas para que no se vuelvan patógenas con el paso del tiempo.

 

¿Cómo es el proceso de liberación emocional?

 

En la consulta de psicoterapia este proceso de purificación emocional ocurre inducido por el terapeuta. Puede surgir de forma caótica o más ordenada, en la sesión. Lo importante aquí es que esa purificación debe tener una trascendencia para que sea útil para el paciente. Es decir, no basta con soltar la descarga emotiva, sino que posteriormente es necesario trabajar sobre el evento que la ha generado, para poder superar el trauma de forma definitiva. El terapeuta debe conectar con el paciente para racionalizar esa experiencia emotiva y hacerla totalmente consciente.

 

Muchas veces se corre el riesgo de que la ira o tristeza contenida aumenten. Todo profesional debe saber gestionar este proceso de una forma muy responsable, ayudando al paciente a desmenuzar su problema, acompañándole en la descarga emocional y reconduciendo su tristeza, rabia y frustración.

 

Borrar un recuerdo no es posible. No se trata de eliminarlo, sino de elaborarlo de forma que deje de doler y causar malestar. Tampoco es factible taparlo durante mucho tiempo sin que se manifieste en forma de enfermedad o disgusto, pero sí que se puede oxigenar para liberar todos los sentimientos y emociones asociadas a ese recuerdo y superar el trauma.

 

Mucho del malestar inconsciente que tienen las personas se debe a una falta de conexión emocional consigo mismas. Como comentaba al inicio de este post, vivimos en una sociedad llena de estímulos y distractores que muchas veces nos distancian de nuestro ser interior. No nos tomamos el trabajo de escucharnos, de entendernos y conocernos.

 

¿Cómo podemos solucionar este problema de desconexión emocional?

Creando un espacio temporal para pensar sobre nosotros mismos. Y digo crear porque no es posible esperar a «tener tiempo», hay que buscar ese tiempo como una prioridad en nuestras vidas. Reservar unos minutos al día para la reflexión consciente sobre nuestros temores y emociones debería ser una práctica habitual en la vida de las personas.

 

Es importante aclarar aquí  que no se trata de sobre analizar ni rumiar sobre las mismas ideas una y otra vez de forma inútil, sino de pensar productivamente sobre nuestras emociones y recuerdos.

 

Si necesitas ayuda para aprender herramientas que te permitan liberar emociones ponte en contacto conmigo.

 

Suscríbete a mi newsletter y descárgate gratis mi ebook «Guía para comprender qué es la ansiedad y cómo gestionarla»

 
Ir arriba
Abrir whatsapp
1
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?